De la enseñanza de la escritura académica. 2

“Enseñar a las palabras a seguir las ideas, en vez de hacer que las ideas esperen por las palabras”.
Francis Bacon.

Es decir, hay que escribir claro, preciso y directo, sin adornos innecesarios; pero, sobre todo, es imprescindible conocer el lenguaje, las palabras que con mayor riqueza revelen los pensamientos y que den pauta al lector de captar, a través de las frases, lo que el autor quiso decir.

La razón es que muchas veces se le pega al autor escribir con un lenguaje lleno de giros y bucles que hacen difícil, al lector, entender el mensaje, si es que acaso lo tiene el texto. A veces, lo que es claro para uno no lo es para otros. Esto ocurre con la mayoría de los discursos de los políticos, donde abunda la retórica y el contenido está ausente.

Read More