El temor a escribir y 12 errores que comúnmente comete el principiante

Cuando no estamos acostumbrados a hacerlo pero que tenemos que escribir con regularidad, como ocurre en el ámbito académico universitario, súbitamente se nos viene a la cabeza el montón de reglas que habrá que seguir para componer correctamente, las cuales poco conocemos, y eso nos saca de balance. Luego pensamos en el formato apropiado que deberemos aplicar. No tenemos la menor idea del tono en que tendremos que exponer los pensamientos. Nos hace temblar la cuestión ortográfica; la caligrafía, etc. Y mientras más discurrimos en la complejidad de la escrituralidad más ideas anti-escritura nos surgen, y más nos atemorizaremos.

Read More

Nunca es tarde para escribir la tesis. Pero a veces toda una vida es insuficiente

Encuentro en mis viejos archivos electrónicos una vieja nota del año 2000, que se titula: “español obtiene su doctorado después de 48 años”. Esto es, desde 1952, ese hombre había intentado alcanzar en algún momento de su vida el máximo grado académico.

La noticia también menciona que cuando el estudiante Joaquín Sandoval, que así se llama el sujeto, comenzó a escribir su tesis doctoral, las computadoras eran tan grandes o más que un auto de aquellos años, que entonces eran muy voluminosos y pesados, y nada accesibles a un simple mortal como él.


Read More

De la enseñanza de la escritura. 11

El tema y la escritura libre

Encontrar un tema para escribir, aunque sea un poco difícil de creer, es el primer gran problema con el que se enfrentan las personas cuando desean redactar algo, cualquier cosa, o contar una historia por carta, o cuando simplemente se les pide que lo hagan. Me ha tocado observar en diversas ocasiones, durante el curso de escritura científica que imparto, lo que padecen los participantes cuando se les pone como actividad la escritura libre.

Read More

La tesis del nunca acabar

 El bloqueo mental durante la escritura de la tesis.

Tuve un compañero en el doctorado que era muy bueno para preparar las presentaciones de avances de investigación, además de ser él mismo un buen investigador. Diseñaba unas diapositivas con cuadros, figuras y textos (el power point aun no entraba en nuestras vidas), que quedaban como las de un profesional. Las imágenes proyectadas durante el seminario constituían un elegante soporte para su exposición oral que, de igual modo, la realizaba con tal maestría que fluía suave de una foto a la siguiente.

Read More